viernes, julio 06, 2007

Quedemos en quedar… queramos querer…

La brisa se escabulle como visitante no admitido… toma asiento en el sillón mientras platica de sus viajes…

Llueve… yo me refugio…

Las notas y los acordes llenan el recinto como si acompañasen las historias bizarras de personas enfermas y transeúntes apurados…

La pequeña tiza de mi cigarro me hace ver que no estoy ciego… no puedo ver el humo, tal vez me equivoque…

¿Dónde habré perdido los días soleados? tal vez en el mismo lugar en el que olvidé la tristeza…

Hay cosas que se venden en pares… el café y tus miradas… los abrazos y los “hasta luego”… los “te quiero” y los “por qué”…

Me gustaría adquirir solo una parte del paquete… y quedarme solamente con tus miradas, tus abrazos y los “te quiero” que se pronuncian con tal miedo que hasta asustan…

Quedarme solamente con la fantasía y dejar la realidad en la exposición permanente del museo de lo indeseado…

Quedarme a tu lado…

Quedarme…

Porque ahora me voy…

Esperando que me sigas…

Sabiendo que tú si te quedas…

Queriendo quedarme… aunque te fueras…

6 comentarios:

Naty dijo...

Al leerte no tengo duda de que aunque tu musa se vaya, también se queda... Los efectos secundarios de consumir todo el paquete estarán haciéndole compañía, mientras la lluvia no deja de caer... Pero que el humo no te engañe, a lo lejos el sol está cada vez más cerca ;) Un abrazo =)

la chica pirata dijo...

Yo también destierro al museo de lo indeseado los "por qué", y sobre todo los "hasta luego", odio las despedidas y son éste tipo de cosas las que guardo en mi cajita...

Besos Piratas! =P

AVE FÉNIX dijo...

La exposición permanente del museo de lo indeseado...genial. Y...me gustaría saber separar en dos paquetes estas dos cosas..Fantasía y realidad. Pero todo va en el mismo pack..

Besosdeagua dijo...

Me a gustado mucho, muy personal con sus tintes nostalgicos y amargos...
saludos... :)
y no te vayas esperando que te sigan.

Alice ya no vive aquí dijo...

A veces, y aunque no lo comprendamos, en el paquete entero, en esa otra mitad que pone pegas, reparos y confunde, está parte de la magia que hace de esas miradas, abrazos y "te quieros" algo tan especial y único.

Y duele, porque a veces te vas, y se quedan. Y una parte de ti no puede evitar desear quedarse también.

princess_solitaria dijo...

h0la, hace un tiempo posteaste en mi blog.
No recuerdo en realidad si devolvi el post, en aquel entonces estaba demasiado dolida, hasta escribir me dolia, y si, uno se echa tanto a morir, cree que jamas saldrá del hoyo en el que está sumergido pero sale, y hoy espero que tú estés muy lejos de aquel hoyo profundo al que caiste esa vez.


saludos y lindos escritos... me gusta.